YoEstudioShoa.org
Spread the love
Yom Yerushalaim.
Yom Yerushalaim.

Yom Yerushalayim, o Iom Ierushalaim (Día de Jerusalén en español) es un festivo nacional en Israel celebrado anualmente el día 28 de Iyar del calendario judío.

La parte oriental de Jerusalén fue anexada por Israel en 1967, durante la Guerra de los Seis Días. El 12 de marzo de 1968 el gobierno israelí proclamó el día 28 de Iyar como el feriado del “Día de Jerusalén“. El 23 de marzo de 1998 el Parlamento de Israel, la Knésset, aprobó la Ley que consagraba el Iom Ierushalaim como feriado nacional israelí.

Este año miles de israelíes marcharon en el “Baile de las Banderas” por las calles de Jerusalén para celebrar medio siglo de la reunificación de la ciudad, desde la liberación de la Ciudad Vieja durante la Guerra de los Seis Días.

Se restringió el tráfico y el tránsito en las inmediaciones de la Puerta de Damasco, principal acceso al barrio musulmán de la Ciudad Vieja, que han atravesado miles de israelíes en su camino hacia el Kotel (Muro de los Lamentos), vestigio del lugar más sagrado del judaísmo, donde se concentraron las celebraciones.

Los comercios del interior de la ciudad amurallada del barrio musulmán echaron el cierre a sabiendas de la concurrencia del principal evento del Día de Jerusalén que en esta ocasión conmemora cincuenta años de gobierno israelí sobre la ciudad.

“Celebramos la vuelta de la Ciudad Vieja, donde está el Monte del Templo y vienen jóvenes de todas las partes de Israel para que mostrar quién tiene el control de la ciudad”,

 

Declaró el joven Orian Menahem que llegó desde Beersheva con un grupo de 30 compañeros de Yatir Mechina, una escuela de educación judía previa al servicio obligatorio en el Ejército de Defensa de Israel.


Los participantes destacaron el objetivo de enseñar al mundo que “Jerusalén nunca volverá a ser divida”, en referencia a lo ocurrido tras la guerra israelí-árabe de 1948, cuando esta se partió en este (con población árabe) y oeste (con residentes israelíes) y se expulsó a los miembros de una y otra comunidad de uno y el otro lado.

“Fue la manera de volver donde siempre habíamos estado. Esta es una ciudad unida. Yo estoy a favor de la paz con los palestinos, de vivir juntos, aunque separados”,

 

– Moshé Benaharroche, residente en Jerusalén que llegó de Francia hace 10 años

 

 

Deja un comentario