Spread the love

Rusia anuncia que reconoce Jerusalém oeste  como capital de Israel, por lo que es uno de los primeros países del mundo en hacerlo.

En un comunicado en su página web, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dice que cree que el este de Jerusalém debería ser la capital de un futuro estado palestino.

“Al mismo tiempo, hay que indicar que en este contexto vemos el oeste de Jerusalém como capital de Israel”, dice el ministerio.

Jerusalén Oeste se refiere a la parte de Jerusalén que quedó bajo control israelí después de la guerra de la independencia de 1948.

Las Naciones Unidas acordaron la partición del Mandato Británico de Palestina en dos estados: uno judío, con el 55 % del territorio (aunque mayor incluía por completo el desierto del Néguev en esa época totalmente inutil), y otro árabe, con el resto excepto Jerusalém, que sería considerada zona internacionalizada.

Dicho mandato expiró el 15 de mayo de 1948. Seis horas antes, para no coincidir con el sabbat, en la tarde del 14 de mayo, había sido proclamada por David Ben-Gurión la independencia de Israel en Tel Aviv, reconocida rápidamente por Estados Unidos, la Unión Soviética y muchos otros países.

El mismo día de la retirada británica de la región, tropas egipcias, iraquíes, libanesas, sirias y transjordanas, apoyadas por voluntarios libios, saudíesy yemeníes, comenzaron la invasión del recién proclamado Estado judío.

Las fuerzas judías demostraron ser militarmente más fuertes de lo que imaginaron las coaliciones árabes, superiores en número por mucho.

Entre el 15 de octubre de 1948 y el 20 de julio de 1949 Israel desarrolló una serie de operaciones militares destinadas a expulsar a los ejércitos árabes y asegurar las fronteras de Israel, logrando expulsar a los ejércitos sirio, libanés e iraquí de toda Galilea y al ejército egipcio de todo el desierto del Neguev, consolidando al mismo tiempo sus posiciones en la parte oeste de Jerusalén y las zonas cercanas al centro del país.

Israel perdió cerca del 1 % de su población total: 6373 personas. Alrededor de 4000 eran soldados y el resto civiles.

El número exacto de pérdidas árabes no se conoce, pero se estima que puede rondar entre los 10 000 y los 15 000.

 

Fuente: The Times Of Israel | Traduce: © estadodeisrael.com

Deja un comentario