Spread the love

María José Cabrera Cifuentes

mjcabreracifuentes@gmail.com

El problema del agua ha sido uno de los más graves que afecta no solo a la población guatemalteca sino a la del mundo entero, especialmente a la que radica en países en vías de desarrollo. En Guatemala, somos pocos los privilegiados que contamos con dicho recurso en forma permanente y su carencia tiene repercusiones en todos los niveles de la vida de los guatemaltecos. Existen poblaciones que reciben cuatro horas de agua cada 48 horas, otras que no la reciben nunca, por lo tanto, es un tema que ha sido prioritario para Guatemala, pero en el que se han logrado pocos avances.

El día 27 de noviembre de 2016 una delegación de Guatemala, encabezada por el Presidente de la República, llegó a Israel con el objetivo de establecer conversaciones en áreas estratégicas que permitieran estrechar lazos y abrir mecanismos de cooperación entre el Estado de Israel y la República de Guatemala. Como resultado de esta visita, y habiendo el presidente Morales solicitado abiertamente al gobierno israelí su apoyo en temas de agua, una delegación de expertos en el tema de ese país visitó Guatemala entre el 19 y el 23 de marzo.

La solicitud de Jimmy Morales iba en la vía de obtener cooperación para solucionar el grave problema de agua en el Corredor Seco, de esta cuenta, los expertos israelíes visitaron Zacapa y Chiquimula con el objetivo de entender el problema específico de Guatemala para poder dar una respuesta ad hoc a nuestro caso particular. Entre las actividades que se realizaron, se pueden contar las visitas a las mancomunidades Copán Ch’ortí’ y Los Gigantes, reuniones con alcaldes, expertos ingenieros, ministros de Agricultura y de Ambiente y Recursos Naturales, así como con expertos de ambos ministerios, en las que extrajeron información acerca de las necesidades que se tienen en dicha región.

Entre las conclusiones de la delegación de expertos quizá la más importante que debe mencionarse es que aunque aparentemente no existe suficiente recurso hídrico si lo hay, sin embargo, en Guatemala no se ha sabido darle un uso correcto, y es precisamente en este sentido en que podemos utilizar la ayuda de Israel quien se ha convertido en un ejemplo a seguir en temas relativos al agua a nivel global, al reutilizar más del 85% de su agua.

Ahora bien, se debe mencionar que, aunque existe la cooperación y la ayuda bilateral oficial, hay otras soluciones que implicarían la necesidad de incentivar la instalación de compañías privadas que inviertan en la infraestructura necesaria para poner fin al problema. De esta cuenta, las alianzas público-privadas son tan importantes.

La visita de la delegación de expertos israelíes de primer nivel a Guatemala, es una demostración del gobierno israelí de su compromiso con la agenda de cooperación bilateral con Guatemala. Además, se debe entender como un éxito de la visita del presidente Morales a dicho país.

La relación con Israel es particularmente importante debido a los vínculos que tradicionalmente nos unen, además de que se ha constituido en un aliado estratégico en asuntos especialmente relevantes para Guatemala. Reiteradamente ha demostrado que a pesar del costo que les implique, están listos para compartir su tecnología y conocimiento con Guatemala, entienden nuestros problemas y comprenden el sufrimiento de la población. No existen soluciones mágicas ni milagrosas, pero en este problema hay soluciones en las que Israel puede aportar; sin embargo, no hay que perder de vista que Guatemala también debe invertir para resolverlo en el largo plazo.

Israel transitó de ser un país desértico a ser un líder mundial en temas de agua, su experiencia y conocimiento son sin duda de alta relevancia para Guatemala. Nuestra alianza estratégica es de vital importancia para seguir avanzando en temas determinantes para el desarrollo del país. Por su compromiso y generosidad Guatemala está eternamente agradecida con el pueblo de Israel.

por Diario La Hora

Deja un comentario